Publicado enNacionales

La AFIP cruzó datos y multará a quienes tengan personal doméstico en negro

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) envió una advertencia a 650.000 contribuyentes de altos ingresos para que regularicen la situación de las empleadas de sus casas particulares.En los próximos días enviará una segunda advertencia. De no regularizar a sus empleadas, AFIP les aplicará una multa. «La comunicación, a cargo de la Dirección de General de los Recursos de la Seguridad Social, se […]

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) envió una advertencia a 650.000 contribuyentes de altos ingresos para que regularicen la situación de las empleadas de sus casas particulares.En los próximos días enviará una segunda advertencia. De no regularizar a sus empleadas, AFIP les aplicará una multa.

«La comunicación, a cargo de la Dirección de General de los Recursos de la Seguridad Social, se realizó a través de correos electrónicos a los contribuyentes, a partir del cruce de datos patrimoniales y de consumo», indicó AFIP en un comunicado oficial.En el mensaje, «se mencionan las ventajas tanto para el trabajador -obra social, aportes jubilatorios, vacaciones, ART, aguinaldo, tarifa especial con la tarjeta SUBE- como para el empleador -deducciones en el impuesto a las ganancias por lo abonado como retribución y por las contribuciones a la seguridad social-«.

Te puede interesar

Ganancias, cargas sociales e impuesto al cheque: ¿cuáles son los cambios establecidos por la reforma tributaria?

En la actualidad, hay 528.439 trabajadores inscriptos en este régimen especial y la AFIP apunta, por lo menos, a duplicar el número de empleadas registradas, indicó el organismo.»Este es un paso más en la estrategia de cruzamiento de datospara reducir la evasión fiscal y formalizar el empleo en la Argentina. El sector de empleo de casas particulares es uno de los de mayor informalidad en nuestro país y, en su mayoría, afecta a las mujeres», dijo el administrador federal Leandro Cuccioli.»Los contribuyentes se exponen a una penalidad si no registran a sus empleadas, frente un costo relativamente bajo que deben afrontar para inscribirlas. Además, si regulariza a la trabajadora de su hogar, se cubre de los riesgos de no tenerla asegurada», agregó.