Publicado enNacionales

El dólar pega un salto tras las PASO y se vende a más de $60

Hay pánico en la city. Es la suba más fuerte desde la primera megadevaluación macrista en diciembre de 2015.

El dólar anota un salto de casi 30 por ciento. Se vende por encima de los 65 pesos en los bancos y las casas de cambio más importantes de la city porteña. El resultado electoral fue un cisne negro para los mercados. El voto fue por la producción y el trabajo. Se le dijo basta a la especulación financiera.

Las apuestas de la semana pasada con bonos y acciones argentinas no fueron buena idea para los fondos de inversión. Este lunes se observa una fuerte pérdida en el precio de los activos locales que cotizan en las bolsas del extranjero.

Ruleta verde.  El ritmo de devaluación de la jornada es sorprendente. El asombro incluso es para los analistas acostumbrados a mirar todos los días el detalle de las variables financieras. El dólar el domingo a la noche se vendía en 48,50 pesos en las plataformas que operan cambios 24 horas. Esta mañana antes de las 10 am se lo ofrecía por encima de 51 pesos y en la medida que pasaron los minutos después de la apertura del mercado cambiario fue trepando de forma frenética hasta ubicarse por encima de 60 pesos. El Banco Hipotecario y el ICBC lo ofrecen en ese valor.

En las propias plataformas online como Brubank que lo tenían este domingo debajo de 49 pesos ahora lo venden a 61 pesos. Nadie tiene claro cuál es el techo del tipo de cambio y todos se apresuran a comprar. Se trata de una situación de pánico financiero con impacto en la economía real. La mayoría de las empresas tienen a sus directivos reunidos en este momento para evaluar qué hacer. Suspenden pedidos y se frenan las entregas de productos. Los precios no tienen referencia.

La sobrerreacción Los bancos son algunas de las acciones más afectadas. Registran caídas de casi 60 por ciento en las cotizaciones previas a la apertura del mercado de Nueva York. Las tres entidades financieras más afectas son Grupo Galicia (-56 por ciento), Supervielle (-57 por ciento) y Banco Macro (-50 por ciento).

Los títulos públicos de la Argentina también registran importante baja y algunos operadores empezaron a mandar mensajes para informar a los inversores que es un buen momento para hacer compras de oportunidad. Bonos como el 2024 están operando con una paridad menor al 60 por ciento. El Discount con legislación local a 2033 anota una baja de 30 por ciento en la jornada. El rendimiento de estos títulos para los próximos años se ubica por encima del 20 por ciento en dólares. No necesariamente todos apuestan al default. Muchos creen que se trata de una caída excesiva del mercado por el impacto de los resultados electorales. Los inversores acostumbrados a este tipo de eventos saben que los próximos días los precios serán un subibaja.

¿Qué hará el Banco Central?

El presidente del Central Guido Sandleris llegó a la Casa Rosada antes de las 9 de la mañana. La reunión con el resto del equipo económico se postergó para la tarde después que cierre el mercado de cambios. La estrategia sería dejar correr el tipo de cambio (en la jerga de los economistas se llama overshooting) y esperar a ver en qué precio empieza a moderarse la demanda de moneda extranjera. En este momento de inestabilidad financiera en la city lanzar una intervención del mercado cambiario podría ser contraproducente.

El directorio de la autoridad monetaria enfrenta una semana de alta tensión financiera. En la entidad perdieron 2400 millones de dólares en las últimas tres semanas y ahora deberá tomar una decisión fundamental: salir o no salir a calmar el dólar. En el organismo tenían autorización para vender hasta 6000 millones de dólares para controlar el tipo de cambio y no lo podían hacer por montos diarios superiores a los 250 millones.