Publicado enInterés General

Gobierno evalúa endurecer las medidas para contener el rebrote en Río Grande

En el entorno de Gustavo Melella ya estudian cómo aplanar la curva de contagios, que está en franco crecimiento. Hay consenso respecto a un tema: la actividad económica no puede volver a paralizarse.

20180628111913 20171106162553 Rio Grande 9 (1)

Los encuentros, llamadas y consultas que ocurrieron hace exactamente una semana se repiten hoy. La pregunta es clave: ¿cómo se contiene el brote de coronavirus que registra la ciudad de Río Grande y que disparó de forma exponencial los contagios?

Recordemos que desde la semana pasada ya rigen en la zona norte de Tierra del Fuego restricciones que, entre otras cosas, prohíben el ingreso y salida de los vecinos y suspenden actividades en espacios deportivos, complejos y templos religiosos.

Pero ahora, en vistas de la nueva situación, el entorno del gobernador Gustavo Melella estudia restringir aún más la actividad, con un consenso general entre los asesores: hay que cuidar la actividad productiva.

Fuentes del Gobierno provincial confirmaron a ((La 97)) Radio Fueguina que ya se están analizando nuevas medidas para reducir al mínimo posible la circulación de vecinos, pero cuidando las actividades productivas que no pueden volver a detenerse. Es que además la política oficial del Ejecutivo, en base a los informes del Ministerio de Salud, es que «en los puestos de trabajo no se producen los contagios».

Por ello, no corre peligro la producción fabril, más allá de lo que pueda ocurrir en alguna empresa particular que registre circulación comunitaria dentro de la planta, tal y como pasó hace días con Armavir.

En cuanto a las reuniones sociales, que ya están prohibidas, se estudia por estas horas extender la restricción que en principio tiene fecha de vencimiento: el próximo lunes. Además, se busca cómo hacer que las salidas sean solo por necesidad y que los vecinos permanezcan el menor tiempo posible en las calles. Por esto será clave conocer qué pasará con las salidas de esparcimiento.

Por otro lado, los restaurantes seguirían trabajando bajo la modalidad actual para evitar la aglomeración de personas en los locales. Se mantendrá así la modalidad de trabajo con deliverey o «take away».