Publicado enInterés General

¿Renovación? / Semana clave para definir el futuro de la CGT local

La central en cabeza de Mariano Tejeda buscará designar a sus nuevas autoridades. Más de 30 gremios participarán de la normalización, tras dos años. El tablero nacional, clave en el proceso

cgt rg

La Confederación General del Trabajo (CGT) de Río Grande tiene todo listo para convocar a elecciones de autoridades y renovar así el mandato vencido hace dos años y que, por la pandemia de COVID-19, no pudo poner al frente a nuevos referentes.

De esa forma, se cumplirá la gestión de Mariano Tejeda del Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines (SETIA); del hoy concejal Walter Campos del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) y de Daniel Pedrozo del Sindicato de Personal de Vialidad Fueguina (SIPERVIFUE).

El encuentro donde se fijará la fecha de votación de las autoridades será este miércoles 22. Allí, los más de 35 gremios y sindicatos convocados determinarán la jornada en que elegirán a las autoridades con un dato no menor: aun no está definido si volverá a conducir la central obrera riograndense un trinomio, si se optará por un binomio o si, por el contrario, elegirán a una sola figura que aglutine todas las voluntades.

“No está nada dicho. Hay muchas conversaciones y el debate está abierto. Lo único que acordamos entre todos fue evitar que la ‘rosca política’ entre en la elección porque si no, terminamos divididos”, advirtió a Costo Político un representante sindical que participó en las reuniones.

Pero más allá de las posturas individuales, es inevitable que la coyuntura política nacional impacte en el resultado de las elecciones de la CGT Río Grande. Principalmente porque la mayoría de los gremios apoya a Cristina Fernández de Kirchner. Pero muchos, por lo bajo, ya no están tan convencidos con la figura de Alberto Fernández.

Un ejemplo de ellos son los gremios textiles. No es nuevo el malestar de los tres sindicatos con la figura del presidente argentino y sus funcionarios. El resultado de la prórroga del subrégimen industrial que dejó afuera a la actividad, es determinante para el devenir de la normalización de la central obrera.

Otra cuestión no menor es la integración de la conducción. Son varias las voces que hablan de sumar a una representante mujer a la secretaría general, pero por ahora nadie se anima a arriesgar un nombre que reúna todos los consensos.

Por último, una decisión estratégica. Una vez normalizada la seccional de Río Grande, la intención de los principales gremios de la ciudad es conformar la CGT de Tolhuin. Con la conducción de ambas pueden dar paso a conformar la regional Tierra del Fuego, sin la participación -al menos por ahora- de la seccional Ushuaia, conducida por Sandra Esperón del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM).

Informe de Costo Político

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.